LEGNA RODRÍGUEZ, LITERATURA CUBANA. Segunda parte

Obtuvo el Premio Iberoamericano de Cuentos Julio Cortázar, 2011; y es ganadora del Premio Casa de Las Américas, teatro, 2016, con la obra Si esto es una tragedia yo soy una bicicleta. Es autora, además, de varios libros como Hilo+Hilo, poesía, Editorial Bokeh, Leiden, 2015; Las analfabetas, novela, Editorial Bokeh, Leiden, 2015; No sabe/no contesta, cuento, Ediciones La Palma, España, 2015; Mayonesa bien brillante, novela, Hypermedia Ediciones, 2015; Dame Spray, poesía, Hypermedia Ediciones, 2016; Chicle (ahora es cuando), poesía, edición bilingüe de la Editorial Letras Cubanas, 2016; Todo sobre papá, poesía para niños, Ediciones Aguadulce, 2016; Transtucé, Editorial Casa vacía, EEUU, 2017; La mujer que compró el mundo, cuento, Editorial Los libros de la mujer rota, Chile, 2017. En el año 2016 mereció el paz Prize, otorgado por The National Poetry Series, con el libro de sonetos Miami Century Fox, Akashic Books, 2017. La Editorial Alfaguara acaba de publicar Mi novia preferida fue un bulldog francés, Narrativa hispánica, España, 2017.Mientras acepta su participación en este proyecto un bebé diminuto crece en su barriga. doblecamino@yahoo.es

Del libro Miami Century Fox, Akashic Books 2017.

Desde que llegué
he estado subiendo y bajándome de buses, trenes, metros.
Transportes públicos que la gente de aquí no conoce, no usa.
El transporte público fue quien mejor me dio la bienvenida.
Cuando conozco a alguien y llego a tiempo a la cita
entiendo que lo he ofendido.
Jamás nos volveremos a ver.
Las cosas son azules.

DOUGLAS ROAD STATION

En silla dedicada a Rosa Parks

me senté como pluma sobre fuego

y cerré los dos ojos. Niño ciego

que prefiere Bajtín a Carlos Marx.

 

Parecía película de Lars

Von Trier cuando volví del otro juego,

un mapa sin leyenda donde el lego

también puede ser logo, feas arts.

 

Se detiene de pronto el autobús

por semáforo en rojo, por ardilla.

Se detiene la idea de la luz.

 

Al chofer no le gusta mi sombrilla.

No le gusta Zambrano, ni Deleuze.

Adiós logo, adiós Rosa, y adiós silla.

Entre mis cosas, cruzando el golfo,
un dispositivo externo con montones de películas.
Entre esas películas, Harmony Korine.
Él me muestra quién soy.
Y yo escribo quién soy.

WHITE TRASH

Más extraña que bus en la avenida

voy a pie por la acera de Le Jeune,

holgazana de todo y de ningún

trabajo. Tengo libros y una herida.

 

Más derecha que metro en la salida

serpenteo los autos, como atún

en profundos océanos. Algún

hombre sucio saluda. ¡Bienvenida!

 

Más ardilla que tren en el andén

subo por escalera horizontal

y me caigo de nalgas. Fuck you, tren.

 

Romerillo podrido en lodazal,

hormiguita dormida en su llantén,

cualquier cosa me sirve y me da igual.

Las relaciones humanas, el intercambio afectivo,
los eventos culturales, las reuniones políticas,
los hechos históricos, las celebraciones,
los entierros, la paz,
se llevan a cabo alrededor de una mesa.
La mesa del bien y del mal.
Mesa endémica.

VOMITAR TODAS LAS DONUTS

Me dijeron “es hora de comer”

y comí como un hombre derrotado

que no sabe si parecer cansado

es mejor que dichoso parecer.

 

Me dijeron “no pares de comer”

y comí sin futuro y sin pasado,

más alegre que perro en un mercado,

doce horas hasta el amanecer.

 

Luego eché una a una tanta mierda

que me había tragado noche antes.

Era apenas estúpida y más lerda.

 

Las pequeñas se fueron por tragantes

aporreándose de derecha a izquierda.

Corazones de harina delirantes.

Ella es el Día del trabajo,
y mamá es el Día del trabajo,
y la huella digital de mi dedito
que me acaban de tomar y asimilar
es mi Día del trabajo.
¡Dame tu mano, trabajador!

FINGERPRINT

Si me llega el permiso de trabajo

voy a hacer el trabajo a mi manera.

Un horario que incluya la salmuera,

la trombosis, y algún escarabajo.

 

Si me llega, merezco un agasajo

de tijera detrás de la escalera

-afilada con uña la tijera-,

y silencio de cine en el tejado.

 

Si consigo trabajo, con permiso

de quien diera permiso a mi persona

voy a darme candela desde el friso,

 

y con fuego en los ojos, por cabrona,

te veré y me verás, país mestizo,

Nueva York, La Florida y Arizona.

Llegas a otro país
y lo que provoca el dolor cultural
de la falta de vivienda,
haber nacido en un país
donde tres generaciones juntas
nacen y mueren en un mismo espacio,
es volverse loco y alquilar un tráiler,
y salir corriendo del tráiler,
al otro día.

EN COCONUT GROVE, UN TRAILER

Que no, porque si viene algún ciclón.

Que sí, porque estaremos sobre ruedas.

Que no, porque si sales o te quedas.

Que sí, porque en el techo hay un gorrión.

 

Que no, porque ni espejo ni timón.

Cuidado con los cables, que te enredas.

Que sí, porque nos roban las monedas

los mismos que después piden perdón.

 

En el portal la hamaca, super cool.

Vendrán nuestros amigos al portal.

La yerba siempre verde. Cielo azul.

 

Los niños encontrándose un panal

adentro de aquel tronco de abedul.

Que no. Que es peligroso. Que está mal.

Related Posts

Leave A Comment